Facebook Twitter Google +1     Admin

PARA CUBA EL AZUCAR SIGUE SIENDO EL AZUCAR

20110430185850-image-mini.jpg

POR LUCILO TEJERA DIAZ

   La reestructuración que tuvo en 2002 la agroindustria azucarera cubana, con una fuerte reducción del número de ingenios y el paso de las áreas cañeras a otros cultivos o la ganadería, respondió a dos razones fundamentales.

   Por un lado estaba la irrentabilidad de la producción por la persistencia de los bajos precios del dulce en el mercado mundial

-alrededor de los seis centavos de dólar la libra y hasta menos-, y por otro la descapitalización de las fábricas y de la maquinaria.

   El daño del período especial a esta rama de la economía nacional, quizás más que en otras, se hizo sentir con profundidad, sobre todo porque era la principal fuente de ingresos de divisas al país y a fin de cuentas moneda de cambio para muchas importaciones.

   Lo cierto es que en 2002 el nivel de fabricación del crudo había disminuido notablemente y un número considerable de centrales hacía años no intervenían en zafras por la poca disponibilidad de caña en los campos.

   Pero los tiempos no son los mismos y en los últimos años las cotizaciones del azúcar sin refinar subieron sostenidamente hasta fines de 2010, cuando rebasó los 30 centavos de dólar la libra, una cifra que no se lograba desde hacía 30 años.

   Hace unas semanas en Camagüey, el ministro cubano del Azúcar, Orlando Celso García, dijo que a corto plazo se estimaba una reducción del precio del crudo, “pero no tanto”, y en el largo plazo que ande por los 20 y 22 centavos.

   Alrededor del 20 de abril ese indicador era en la Bolsa de Nueva York, donde se cotiza el azúcar sin refinar, de 25,45 centavos la libra.

   ¿Qué representa esto para Cuba?

   De acuerdo con datos del Ministerio del Azúcar (MINAZ), en la zafra de 2011 al país le costó 12 centavos de dólar producir una libra. O sea, un dólar de ingreso le salió a 50 centavos.

   Pero no es solo el azúcar. Hace unos pocos años el alcohol se pagaba a 30 centavos el litro, y en este momento está a 1.11 dólares, con una clara tendencia a incrementarse en correspondencia directo con el aumento del precio del petróleo.

   Algo también relevante para la economía doméstica: en la actualidad a Cuba le cuesta más o menos 20 centavos de dólar generar un kilowatt de electricidad, y al MINAZ, según su titular, entre cinco y seis centavos, pues las turbinas de los ingenios producen energía a partir del bagazo que se quema en los hornos de las calderas.

   Desgraciadamente, el sector azucarero cubano en la zafra de 2011 solo fabricó la tercera parte de lo que pudiera hacer por la insuficiente cantidad de caña para moler, lo cual llevó a que intervinieran 39 de las 60 industrias, y además con normas reducidas en el procesamiento de materia prima.

   Si Cuba elaborara tres millones de toneladas de azúcar, después de cumplir con la demanda interna y compromisos internacionales vendiera en el mercado mundial el resto generaría mil 500 millones de dólares, cantidad que representaría cubrir gran parte de los gastos para importar alimentos.

   Es por ello que el país apuesta por esta economía, en asegurarle insumos para la agricultura cañera a fin de incrementar la siembra y los rendimientos, mejorar la explotación de la maquinaria del agro, invertir en áreas vitales de los ingenios,  reparar bien las vías férreas y reactivas y modernizar plantas de derivados.

   Entonces, para Cuba el azúcar sigue siendo el azúcar.

30/04/2011 10:59. Lucilo Tejera Díaz sin tema

Comentarios > Ir a formulario

guayacanes

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris