Facebook Twitter Google +1     Admin

El Sucre en los proyectos de las naciones latinoamericanas

20141204152812-alba.jpg

Lissett Izquierdo Fer, Agencia Cubana de Noticias (ACN)

 

  Con el fin de fortalecer la complementariedad de las economías latinoamericanas y caribeñas, nació en 2009 el Sistema Único de Compensación Regional (SUCRE), cuyo uso al cierre de este año se estima sea similar al de 2013, según cálculos del Consejo Monetario Regional.

   Esta moneda fue adoptada en la VII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América por cinco de sus nueve países miembros: Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Cuba y Venezuela; y entró en vigor en enero de 2010 con la primera operación efectuada entre esas dos últimas naciones.

   Hasta fines del pasado octubre, las intercambios comerciales realizados mediante tal mecanismo sumaban 336 millones 12 mil sucres, cifra que se prevé alcance los poco más de 727 millones de la etapa anterior.

  De acuerdo con Benigno L. Regueira, director ejecutivo por Cuba en el Consejo Monetario Regional del Sucre, entrevistado por el semanario Trabajadores, en noviembre y diciembre suelen concentrarse una buena parte del comercio, lo cual podrá propiciar el incremento del guarismo actual.    

  Como reflejo de la voluntad política de los cinco territorios de impulsar el uso de la nueva moneda, desde su puesta en práctica esta manifestó un aumento creciente hasta 2012, al producirse al año siguiente un descenso de las negociaciones comerciales valorado en 124 millones 988 mil sucres.

  Para Regueira, tal comportamiento no responde a un desuso o abandono del sistema, sino a su propia naturaleza, que precisaba de un reajuste a partir de las políticas económicas de las naciones miembros.

  Actualmente Uruguay está en proceso de adherirse al novedoso mecanismo, mediante el cual han efectuado desde 2010 mayor cantidad de intercambios Ecuador y Venezuela.

  En el caso de Cuba, según el también director adjunto de la vicepresidencia de Macroeconomía del Banco Central de la Isla, hoy se trabaja por incrementar su uso, dado la necesidad de que los empresarios de la Isla conozcan mejor las ventajas del sistema.

    Con tal empeño, se han ofrecido charlas y asesoramientos personales, al ser el Sucre una alternativa que pueden emplear las entidades del país, siempre que las transacciones estén refrendadas en sus planes, señaló Regueira. 

   Entre las empresas cubanas que ya han aprovechado las bondades de tal iniciativa, aunque sin altos volúmenes, destaca Biocubafarma, Alimport, el Fondo Cultural del ALBA, IMECO y la Editorial Pueblo.

   El proyecto del ALBA-TCP también aspira incluir al resto de las naciones del sur, Centroamérica y el Caribe,  como una vía de intercambiar mercancías producidas en la zona, sin tener que recurrir a Europa, Asia y otros espacios; y así propiciar la prosperidad e integración regional.

04/12/2014 07:28. Lucilo Tejera Díaz sin tema

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris